Mi primer reto del año: ¡conseguido!

 Hoy he visto esta tabla grabada que un familiar me ha dicho que se trajo de Tailandia, hecha pedazos, y me he propuesto restaurarla.
Era una tabla de madera de una sola pieza labrada a mano con detalles simétricos que ahora tiene muchos trozos rotos y, ante la oportunidad de hacerlo yo mismo, con un poco de cola y mucha paciencia, me he puesto manos a la obra (y creo haberlo logrado). Al menos, su dueña me lo ha agradecido muchísimo y yo he quedado muy satisfecho a pesar de faltar pequeños trozos que no se recogieron cuando se rompió.
Le he sacado unas fotos para que veáis la preciosa pieza de la que os hablo:
 El antes y el después, donde casi cuesta apreciar el trabajo tras volver a colocar cada trozo en su sitio.
 Ha sido como hacer un puzzle. Aquí se da uno cuenta de lo valioso que es el trabajo artesanal. A mi me ha costado unas pocas horas, pero seguro que el artista que la talló tardó algo más.
El resultado final:
¿Te gusta?
Ahora, a por el siguiente reto…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: