Dar, sin esperar nada a cambio.

No tengo por costumbre hacerlo, pero estábamos en plan cachondo y se me escapó. y así me fue… La semana pasada era una semana de exámenes para mi hijo y la otra tarde salió de su habitación tras un buen rato estudiando y me dijo:

-¿Qué te parece si me preparas una merienda rica? Ya sabes, rallas un poquito de tomate, cortas jamoncito rico, con su chorrito de aceite, un par de plátanos fritos…

-¿Y tú qué me das? Le dije yo

-Diez minutos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: