Albacete 2010

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sierra Nevada 2007

 

 

 

 

Panticosa 2006

El primer día que cantamos la canción casi lo dices de un tirón. Una semana después, mientras la abuela te preparaba unos macarrones, lo dijiste a la primera y no te cansaste de repetirlo durante un buen rato,… Leer Más

Ayer mismo me decías: –Ven, papá. Yo estaba arriba y no te veía. –¡Ahora voy! Te metiste en tu habitación y empecé a oír ruidos en tu armario. Me levanté y te pregunté: – ¿Qué quieres, Álvaro? –Nada papá -dijiste…. Leer Más

Con el culo

 Preparábamos un regalo-sorpresa para el abuelo, y nos lo pasamos genial.

Cuando mi hijo no había cumplido un año, conseguí hacerme con unas almohadillas musicales, del tamaño de una pandereta grande; cada una de un color, hechas de espuma y con un diapasón con el que se podía formar una escala musical. Comprobé que, sujetándole por debajo de los brazos y con pequeños saltitos de una a otra, nos divertiríamos un montón mientras escuchábamos los sonidos.
Le gustaba caminar sobre ellas y decía: “… pero me tito los zapatos, ¿vale?”

A %d blogueros les gusta esto: