Era uno de los nombres por los que se conocía al rey Federico “el grande” de Prusia. La película “Mein name ist bach”  nos muestra la relación existente entre este rey y la familia Bach. Gira en torno a la composición de la Ofrenda musical, una fuga a seis voces y 12 fantasías que J.S. Bach compuso para el rey.

Hoy me apetecía Bach. Me apetecía escucharlo y me apetecía tocarlo con la flauta. La Pasión según San Mateo es, para muchos, la obra maestra de J.S. Bach, la más extensa. Y el aria “Erbarme dich, mein Gott” (Ten piedad de mi, oh señor) es especialmente emotiva. El lamento de Pedro tras negar tres veces seguidas a su Maestro es conmovedor e intentar interpretarlo y transmitir ese estado emocional me produce escalofríos.
En este vídeo, un fantástico falsete que pone el vello de punta interpretado por el contratenor Michael Chance
Si quieres escuchar más de Michael Chance visita su web.